Aston Martin regresa junto a 007

Mientras se espera el estreno en Argentina de SKYFALL el próximo 1ro de noviembre, capítulo número 23 de James Bond, mantengamos la ansiedad a raya recordando ese must de 007 que nunca debe faltar: su Aston Martin.

Aston Martin fue fundada en 1914 por el piloto Lionel Martin, vencedor en 1913 de la famosa carrera de montaña Aston-Clinton. Tuvo una destacada participación en numerosas competiciones de gran turismo. Históricamente, sus rivales más importantes son las firmas italianas Ferrari y Maserati y, recientemente, la marca alemana Porsche. Aportando un diferenciado estilo inglés, Aston Martin adquirió fama mundial al proveer los automóviles para las películas de James Bond, el agente 007. En las últimas Casino Royale y Quantum of Solace el actor Daniel Craig utiliza un DBS plateado.

En 2005 la marca volvió a las competiciones deportivas con éxito logrando un tercer puesto en la categoría GT de las 24 Horas de Le Mans con su modelo DBR9. Aston Martin ganó por última vez esa legendaria prueba en 1959.

Aston Martin produce 15 modelos diferentes de automóviles, desde el modelo entrante a la marca, el citadino Cygnet, competencia del SMART de MB, hasta el mas exclusivo y radical One-77, un deportivo V12 de 7300cm3 y 750 bhp.  Acelera en 3.7 segundos los 100 km/h. Los otros modelos legendarios de la casa británica son los DB, Vantage, Vanquish y Rapide.

El DB5 de James Bond

El DB5 es el más famoso de Aston Martin, debido a su utilización por James Bond en Goldfinger (1964). Aunque Ian Fleming había colocado a Bond en un DB Mark III en la novela, el DB5 fue el modelo más nuevo de la empresa cuando la película se estába realizando. El coche utilizado en la película fue el prototipo original DB5, con otro coche estándar utilizado para acrobacias. De hecho, James Bond muestra su excelente gusto por los autos conduciendo varios modelos distintos de Aston Martin. En las más recientes películas del agente británico más famoso, Bond conduce automóviles de la marca inglesa. En Casino Royale el agente James Bond conduce un DBS equipado con tecnología de punta, después en Quantum of Solace conduce otro elegante DBS a toda velocidad en la frontera entre Suiza e Italia mientras escapa de una persecución, lo que sin duda ha beneficiado la popularidad de estos coches, pues 007 es un ícono mundial en la cultura popular y es asociado con la acción y la elegancia.

Anuncios